Volver

Farina, Pascual (IMM)

Teatro Solís

En noviembre de 1998, luego de haber sufrido un incendio en un depósito de vestuario, la IMM decide cerrar el Teatro por el alto riesgo de supervivencia debido al estado sus instalaciones en general. Se forma un equipo encargado del proyecto de recuperación del Teatro integrado por profesionales y técnicos nacionales dirigido por los arquitectos Alvaro Farina y Carlos Pascual. Ambos profesionales son los autores del proyecto de construcción del nuevo Cañón Central del Teatro. Con la asesoría de especialistas europeos en áreas de Restauro, Acústica, Mecánica Escénica, Estructura y Gestión Teatral, comienzan los trabajos de relevamiento integral mediante investigación histórica edilicia, cateos y ensayos para conocer el estado real del edificio detectando sectores de alto riesgo y en estado de precolapso. Se definen las grandes líneas de intervención como: A) Reelaboración de la Caja Escénica El Escenario del TS había quedado casi obsoleto para la representación de espectáculos de gran envergadura y calidad artística que en otros momentos (fines del siglo XIX y gran parte del XX) caracterizaron al TS como uno de los principales Teatros B) Reestructuración funcional El análisis histórico ha permitido conocer el funcionamiento original del Teatro y de cada uno de estos ingresos o células. De él surgen claras señales de la independencia del Teatro respecto a las alas laterales, así como la total independencia de los locales entre sí, lo cual generaba una serie de ingresos particulares hacia la calle. C) Recuperación de la Acústica Forma parte de la cultura del pueblo uruguayo el mito de que el teatro Solís tenía una excelente acústica debida en parte a un curso de agua que circulaba debajo de la sala. Si bien es correcto que la acústica del teatro fuera valorada positivamente, no corresponde adjudicarle el mérito al supuesto río subterráneo. El Teatro Solís es una sala que contempla los dos usos ya que tendrá una acústica variable. Cuando en la sala se desarrolle una obra de teatro, las cortinas entre palco y antepalco estarán cerradas, mientras que durante la actuación de la orquesta sinfónica las cortinas se plegarán quitando su absorción de la sala e incorporando el volumen de los antepalcos.
obra