Volver

ZIP Arquitectos

Centro de interpretación Colonia del Sacramento

El edificio se posiciona dentro de linealidad y continuidad espacial existente, configurada por la implantación dispersa pero longitudinal de edificios e instalaciones, testimonios del pasado ferroviario del predio. Pero a la vez busca marcar una fuerte presencia desde el agua a modo de llamador en la aproximación del barco hacia la costa generando la mayor cantidad de metros y fachada vista hacia el rio a través de una fuerte linealidad que integra espacios exteriores. Por otro lado propone una fachada de escala más urbana hacia la calle Florida, posibilitando su apropiación a través de intervenciones artísticas concertadas. La fachada se va desmaterializando hasta convertirse en una terraza elevada, localizada en el sector de visuales más despejadas hacia el río, brindando un espacio para la ciudad que sirve de soporte para eventos y actividades culturales. El edificio se transforma así en un planteo no solo para visitantes externos, sino para usos del publico local. Un gran condensador de actividades en donde interactúan locales y visitantes. La piel vegetal se genera como respuesta proyectual a la búsqueda simultánea de la dualidad integración / atracción en un contexto de repertorios arquitectónicos autónomos. Esta envolvente es considerada como recurso estético y compositivo de la cultura de la sostenibilidad, entendida no como un equipamiento agregado, sino como parte fundamental de la vivencia del espacio y de la imagen de un país _ Uruguay Natural. Esta fachada incide directamente sobre la calidad medioambiental dentro y fuera del edificio. La vegetación protege al interior del sol y de los fuertes vientos dependiendo la orientación, un velo vegetal compuesto por bignonias rosadas, generando tamices de luz que provocan texturas y reflejos diversos al interior, y transforman a la naturaleza en una obra de arquitectura. Funciona como un jardín vertical, que permite un contacto directo y cercano con la vegetación., olores, perfumes, mariposas, aves. Es un edificio en el que se lee el pasaje del tiempo a través de sus cambios diarios y estacionales generadas por las variaciones fenológicas y estacionales de la especie seleccionada. Para simplificar su mantenimiento, se diseño una red de riego por goteo, que recorre perimetralmente la fachada Los otros elementos generadores del edificio son: la estructura de pórticos en diálogo con las preexistencias ferroviarias patrimoniales minimizando su mantenimiento con el uso de acero corten. Una trama de lingas de acero dispuestas en forma geométrica inspirada en el estudio de las nervaduras de las hojas de algunos árboles nativos, sobre las cuales crecerán las enredaderas. El sistema de accesibilidad de rampas que vinculan el nivel de calle y el del parque a través de recorridos múltiples, pero generando un eje de acceso único al edificio a modo de control y direccionalidad. Las áreas técnicas y servicios concentradas liberando el resto del volumen a las exigencias programáticas del edificio. La preexistencia de la piedra latente en todo el área se hace tangible en espacios simbólicos del edificio y el parque. Al interior del edificio se generan visuales que proponen la percepción global del lugar; el acceso por la rampa principal interior dentro del hall lineal en doble altura invita a percibir durante su recorrido el espacio global del edificio, el velo verde, la plaza de los ceibos y el puerto. La propuesta busca responder a las exigencias programáticas con flexibilidad para que sea posible el uso de los distintos espacios como el área gastronómica y el de consulta turística informatizada de forma independiente. También genera espacios no exigidos por el programa pero que se considera consolidan al edificio como polo atractor como son el centro para emprendedores turísticos o espacios exteriores de extensión como la terraza elevada o el patio de esculturas.
obra