Volver

Gaeta-Springall ARQUITECTOS

UMAA 7 Monterrey

Se trata de una obra simple, contundente y racional. Los requerimientos del IMSS determinaban incluir un edificio policlínico que se asociara a otro existente en forma de L, en torno a un espacio destinado ahora a estacionamiento. Así, el nuevo proyecto resolvería el tema vehicular y dispondría un nuevo edificio contenedor de consultorios, áreas públicas y servicios. Al primer volumen de vestíbulo y acceso se le suma otro paralelo destinado a consultorios, enmarcado por dos circulaciones: una pública y otra técnica. Los estacionamientos de ambos edificios están en el subsuelo, que emergen sutilmente, con iluminación y ventilación naturales. El material predominante es concreto precolado blanco, con algunas piezas en aplanado pintado. El partido responde también a las condicionantes del paisaje; una solución bipartita en la que un primer cuerpo se abre hacia el acceso y hacia el paisaje de la sierra enmarcado por un muro de ocho metros colgado en concreto blanco. Este gesto contundente determina también la promenade propuesta desde el acceso peatonal, haciendo que la visibilidad hacia el exterior vaya disminuyendo gradualmente para dar paso a la interioridad del programa.
obra