Volver

Mediomundo

32 viviendas de P. O. en Conil

Proponer una vivienda es ante todo ofrecer un sistema de relaciones espaciales que den soporte a diversas formas de relaciones “personales”. Mas allá del refugio, la vivienda será un mecanismo de protección y a su vez de relación. En ella el espacio domestico se ofrecerá como el primer soporte de relaciones sociales. A través de él el individuo conseguirá intimidad y protección pero también se proyectará e interrelacionará con su entorno. Por ello pensar una vivienda en este caso “anónima” es ofrecer espacios por determinar y negociar. En el caso de las viviendas de Conil donde la ordenación urbanística determinaba la construcción de viviendas unifamiliares adosadas en hilera, nos interesó explorar la graduación de intimidad a través de espacios no determinados mediante los cuales el interior familiar se relaciona con el exterior urbano. Apoyados en la necesidad de protección ante el soleamiento y los fuertes vientos de levante, las puertas y ventanas no darán directamente a la calle. Así la relación con el exterior no se dará mediante un hueco en un plano sino a través de un espacio intermedio de protección pero también de proyección. Se propone a su vez una graduación entre el espacio urbano, la vivienda y el paisaje. El acceso se produce desde un ámbito previo, retranqueado de la calle y a cubierto parcialmente. Ya en el interior junto a la entrada se sitúa un aseo y un espacio multiuso conectado tanto al acceso como al salón y que podrá determinarse según las necesidades de sus habitantes. Finalmente el salón se proyecta hacia el exterior a través de un espacio intermedio (terraza) al cual se conecta también la cocina, y tras él un patio posterior mira al levante. La vivienda se organiza en dos plantas situando los espacios más públicos en planta baja y los más íntimos en planta alta. El resultado es una vivienda compacta con gran riqueza espacial y volumétrica. La imagen exterior del conjunto está determinada también por la geometría y la topografía singular del solar. Así la ordenación de las viviendas se presenta como una macla de volúmenes y sombras que generan un frente modulado y vibrante.
obra