Volver

MBAD Arquitectos

3 casas de verano

La obra planteaba el desafío siempre interesante de resolver una ecuación económica muy ajustada: tratar de resolver en un terreno de características físicas muy exigentes, en cuanto a lo formal y lo altimétrico, muchos metros construidos al menor precio posible, en la producción de casas de verano que buscan en su prioridad como objetivo satisfacer la idea de casas para la renta, aprovechando un importante momento de explosión del balneario: la pedrera, del punto de vista turístico, local y extranjero. En ese marco se trato de conjuntar estos objetivos con la necesidad de lograr espacialidades de alta cualidad, aprovechando al máximo los pocos mts2 a destinar a cada vivienda. El conjunto del punto de vista de la implantación busca trabajar con la idea de perímetro, arquitecturando el concepto, construyendo el borde, pero no un borde continuo, privilegiando la introversión en cierto sentido de las construcciones y la independencia de cada una de las unidades. Materialmente se busco trabajar en satisfacción de la ecuación antes planteada, con un lenguaje simple y austero, sobrio. Con geometrías puras. El desnivel como tema pareció también una oportunidad interesante de potenciar la relación integral de las unidades. Todas viven en cierta medida del corazón cuasi virgen del predio. TRES CASAS, UN TERRENO, SU DESNIVEL, EL BORDE, LA ESQUINA.
obra