• Volver
  • Los paralelos sonidos del silencio
  • No es sencillo hablar de una arquitectura silenciosa como la que acá visitamos; producida sin alharacas ni grandes altibajos, ya desde lejos en el tiempo -cuando su precoz adscripción a la modernidad en los inicios del siglo veinte- por callados arquitectos/hacedores que, disgregados, trabajan en su oficio sin demasiadas palabras.
    Pese a carecer hoy día de aglutinantes -por la ausencia casi absoluta de foros de debate y difusión-, nuestros autores demuestran ejercer una mirada curiosamente paralela, hacia la contemporaneidad y desde nuestra casi ágrafa historia disciplinar.
    La impremeditada coherencia seguramente devenga de compartir -casi todos- un origen común; en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República; donde hasta ahora y desde hace casi cien años se han formado la abrumadora mayoría de los arquitectos uruguayos.
    La Facultad, con su estructura basada en talleres verticales favorece un ámbito fluido donde estudiantes y docentes de todas las generaciones participan de un espacio académico común; y es la matriz pregnante donde se entretejen los vínculos inasibles que sostienen las discretas continuidades.
    Hay pocos registros escritos y muchos construidos en nuestra arquitectura de miradas paralelas. Pero hoy se reclama una lectura apropiada y consciente; una traducción estimulante; que llene el silencio con textos inspirados en su misma esencia. Es hora y oportunidad de acelerar la construcción de un discurso específico que hable con voz propia de esta arquitectura de hacedores - en buena medida al costado pero no alejada del mainstream; escasa en obras de gran prensa, pero culta y dedicada, atenuada y paciente; sólida-. Urge instituir la mirada transversal que reconozca sus perfumes; como el del manejo delicado del espacio, el del culto oficio, del rigor y el respeto por la urbanidad; que desvele su pasión generosa por la disciplina y por la ética profesional. Es hora, antes que los vínculos se disuelvan y la callada manera se desvanezca en prácticas inconexas y ajenas.
    Las cosas se ven según se las describe, es fama. Para avanzar en esa dirección, es muy de agradecer el tan valioso esfuerzo que concreta esta muestra. Intentemos desde ella -y al menos por ahora- ponerle subtítulos, a nuestro silencioso, a nuestro empeñoso hacer.

    Dr. Arq. Gustavo Scheps
    Director de Taller
    Decano de la Facultad de Arquitectura